top of page

¿Cómo es el escenario político desde la perspectiva de los tercios?

Hace unos días me invitaron a conversar sobre el panorama electoral en Madero News y no quería dejar de compartirles un poco lo que hemos conversado.

A primera vista entendemos que se ha generado un escenario bastante particular. Como decía la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, podemos evaluar la arena política a partir de los tercios.

Por un lado, tenemos un emergente importante sin ningún tipo de estructura, La Libertad Avanza con Javier Milei. A pesar de que muchos decían que al no tener estructura no se iba a poder sostener en el tiempo, lo cierto es que sostiene niveles relevantes de apoyo a nivel nacional. Sin perder de vista que se mantienen con un solo liderazgo potente, a pesar de que no han tenido grandes performance nivel provincial. Lo fuerte de la libertad avanza es Javier Milei, mientras que sus candidatos a nivel provincial no cuentan con ese nivel de apoyo.


Por otro lado, está la enorme interna de JxC, entre Bullrich y Larreta donde se están disputando el poder interno, con una posibilidad cierta de llegar al gobierno ante un gobierno nacional muy debilitado. En ese marco están empezando a pelear por espacios específicos de poder. Uno es Ciudad de Buenos Aires y el otro es Provincia de Buenos Aires. Están tratando de encontrar alguna vía que no corra tanta sangre. Con una cantidad de candidatos pujando por poder político importante



En el caso del oficialismo, a diferencia de JxC que tiene varios candidatos con cierto nivel de competitividad, es que a excepción de Cristina Fernández no tenía candidatos. Entonces al bajarse Cristina, se desata un conflicto interno para entender cuál va ser el camino electoral y de ahí es que surge Wado de Pedro, Grabois, Scioli y/o Massa. Una pluralidad de candidatos que no tiene una construcción política relevante, salvo Massa y que deberán construirse rápidamente en un proceso de ebullición interna.




Entonces, hay ⅔ peleando por ver cuál va a ser su opción electoral mientras que el otro manteniendo claridad absoluta respecto a quien va a ser su candidato. Eso le permite tener una presencia en la agenda pública enorme.

Hay un único emergente claro que plantea propuestas específicas.

Esto claramente, favorece a Miliei, por su discurso anti casta. En alguna medida este proceso de discusión interna, pero que es necesario para cualquier partido que esté conformado, termina haciendo es subrayar el discurso de Miliei, a un espectro de la población particularmente joven descreído de las dinámicas partidarias.

Porque desde que estos nuevos electores se incorporaron a la vida pública no encuentran que ninguna de las opciones de los partidos tradicionales les haya dado soluciones. En ese contexto aparece alguien distinto, que les genera algún tipo de esperanza de probar con algo nuevo. JxC y el FdT están jugando para Milei porque lo muestran como alguien distinto.

Con eso hacen un corrimiento de la Libertad Avanza inicial, dando un giro suave y progresivo a una derecha conservadora en términos éticos. Los últimos movimientos de Milei apuntan a irse fortaleciendo en esos sectores y puede complicar aún más a JxC, porque son sectores que tradicionalmente han apoyado a JxC. Milei se va asentando ya no en términos estructurales, sino en términos de agenda pública en espacios que disputa con los sectores de centro derechos en la Argentina.

Milei sabe que la estructura política propia va a ser más débil que la de JxC y la del Frente de Todos, lo que hace él es volver una debilidad en una fortaleza y se asienta en temas de agenda pública que siendo controversiales lo sitúan en el centro del ring político y fidelizan a grupos que no tenían a su mirada en Milei.

Cuando Milei apuntaba al sector joven era una cosa, pero para ganar una elección eso no alcanza y hay sectores conservadores en términos éticos que están en disputa, y que se los está disputando a JxC. De ahí el movimiento de la vicepresidenta, de instalar temas específicos en la agenda.

Inicialmente quita votos de JxC, después quita votos de electores desencantados del Frente de Todos y ahora le empieza a quitar al Frente de Todos, la proporción es del 70/30. Le quita 7 votos a JxC cada 3 votos al FdT.

En cuanto a otros temas de agenda electoral, Cristina tiene una virtud que es ordenar el justicialismo, al correrse podría parecer un amague porque no hay otra figura en condiciones de sustituir ese liderazgo. El problema es que el FdT queda huérfano y los hermanos comienzan a pelearse entre sí por la herencia y ninguno tiene un peso específico para reclamar esa herencia.

En JxC hay una guerra entre potenciales herederos de Mauricio Macri que sí tienen un peso político mayor, pero con posicionamientos diferentes, y cada uno de ellos representa a subsectores electorales que se superponen pero que son bastante distintos. Patricia Bullrich acercándose a Milei y Larreta al radicalismo.

Cuando terminan las PASO, la gente ya votó una vez. Esos votos van a migrar a candidatos del mismo frente. ¿Si queda fuera Bullrich esos votos se van a ir a Rodríguez Larreta? ¿o se van a ir a Milei?

En este país tenemos una tradición bipartidista entonces tendemos a pensar las cuestiones de manera binaria y que los apoyos son estructurales. Lo cierto es que una persona puede votar por varios motivos, 1) por pertenencia partidaria, 2) por figuras políticas, 3) por temática y lo cierto es saque ante el surgimiento de una figura tan potente como es Javier Milei puede darse esto de que ahora votás a JxC y, si tu candidato no llega, votás a Milei.

Comentários


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page